Publicado el Deja un comentario

Cómo hacer una corona de olivo y paniculata

Buenos días , ¿cómo va la semana?

Nosotras seguimos trabajando a tope, incluso ya pensando en Navidad… Pero hoy no vengo a hablarte de centros de la tienda, ni del taller, hoy me paso por aquí para contarte como he hecho una corona con olivo y paniculata natural.

En primer lugar te cuento qué materiales vas a necesitar:
Base de heno del diámetro que prefieras. Piensa en el espacio dónde quieras colocarla y ten cuenta que aunque hayas medido el diámetro de la circunferencia, al poner las flores tendrá más volumen y medirá más.
Tijeras. La paniculata se puede cortar muy fácilmente pero algunos tallos del olivo son más duros, elige unas tijeras cómodas y adecuadas.
Alambre forrado o sin forrar. Si no te es fácil encontrar alambre de florista no te preocupes, puedes hacer lo mismo con una cuerda no demasiado gruesa que puedes encontrar en una ferretería o tienda de manualidades.
Flores. Yo he usado olivo y paniculata porque me parecía una combinación bonita pero puedes usar las flores que más te gusten. Si eliges flores que al secarse queden bien la corona durará mucho más tiempo.
Lazo o cuerda decorativa. He elegido arpillera blanca pero también quedará precioso un lazo de raso, de cuerda más gruesa, cinta de tercipelo. También puedes colocarla con una cuerda que no se vea dando más protagonismo a las flores.

 

 

Si ya tienes todos los materiales listos vamos a ponernos manos a la obra, verás que el proceso es muy sencillo:
Corta ramilletes de diferentes tamaños, con diferentes longitudes y grosores.
Ata los ramilletes de uno en uno para ir dando forma a tu corona. Prueba a colocarlos de diferentes maneras, juega con la altura, el grosor y dispara alguna rama hacia los lados si quieres que el resultado final sea una corona más alocada.
Coloca el lazo decorativo. Si quieres que el lazo cuelgue como en la foto sin que se vea demasiado tendrás que ponerlo antes de empezar a poner los ramilletes.

 

 

 

 

 

Finalmente, cuando creas que tu diseño está completo elige el mejor sitio de la casa para disfrutar de tu preciosa corona y poder ver como va cambiando a medida que las flores se van secando. Cuando con el paso del tiempo la corona se haya quedado un poquito más fea, quita las flores y hazla de nuevo, ¡las bases de heno se pueden reutilizar muchísimas veces!

 

 

 

Espero que te haya gustado mi corona y que te animes a hacer una tú misma.
¡Qué tengas muy buen día!
Un abrazo,
María.